Hace frío, pero tomamos cerveza igual: ¿Cuáles beber?

¿Existen las cervezas de invierno? Conoce las variedades recomendadas para los días más fríos del año.

5819018576_84370b6b91_b

Verano, más de 25º de calor y tu cuerpo pidiendo algo para refrescarse ¿Cuál es la mejor opción siempre? Sí, la cerveza. Por los siglos de los siglos la cerveza ha sido solución de millones de hombres y mujeres cuando el calor hace de las suyas, pero… ¿Qué pasa en invierno? ¿Acaso este brebaje sólo puede tocar nuestros labios en verano? Claro que no, y acá te contamos las opciones que tienes para beber durante esas noches frías de invierno ¡Porque la cerveza merece ser tomada todo el año!

Cervezas invernales

Obviamente, lo que uno más busca en un trago en invierno, es que este ofrezca al cuerpo el calor suficiente para hacer frente las bajas temperaturas. Por lo tanto, lo primero que define a una cerveza de invierno (y a otros licores), son sus grados de alcohol.  En el caso de las cervezas, éstas deben tener, a lo menos 5º grados (los más atrevidos consideran que 6º es la base).

Las cervezas de invierno también destacan por su color, siendo en su mayoría negras (o tonos similares). Son más espumosas que las cervezas tradicionales y tienen aromas marcados a café, chocolate, caramelo o canela. Además, se caracterizan por un notorio sabor tostado.

Si nuestra meta es combatir el frío, obviamente las cervezas de invierno no deben servirse a la temperatura regular de este tipo de alcohol. Sería contradictorio servirnos una botella recién sacada del congelador si lo que queremos es calentar nuestro cuerpo, o al menos disfrutar de la bebida sin morir de frío. En este caso, la temperatura ideal para tomar estas cervezas se mueve entre los 9º y 14º grados.

Entre las cervezas recomendadas, encontramos la Bock, Malta y también la Stout (seca o imperial). La cultura dice que las variedades belgas son las más indicadas para los días helados.

Con esta información ya tienes todo lo que necesitas para preferir esas cervezas que te ayudarán a abrigar tu cuerpo cuando el frío golpee a tu puerta. También te recomendamos tener una estufa, usar mucha ropa, y por qué no, buscar a alguna persona con la cual compartir calor humano: todo con una Beerly en mano, obvio.