¿Influye la temperatura en mi cerveza?

beershot

Cuando llegamos a casa con un pack de cervezas estas, usualmente, se van directo al refrigerador, sin discriminar tipos ni grados. Esto es lo que estamos acostumbrados a hacer, producto de que la publicidad que nos ha bombardeado por años nos ha impuesto que esta bebida debe ser consumida casi en el punto de congelamiento, sin embargo, poco sabemos de que esto es un truco para que podamos consumir indiscriminadamente la cerveza industrial y que al mismo tiempo mata todas las propiedades de las artesanales. Con esto te queremos decir que sí, la temperatura juega un papel decisivo en la fabricación, el almacenamiento, y el consumo de nuestra bebida favorita.

Servir Ales y Lagers a la temperatura adecuada es también un arte en sí mismo. Almacenar cerveza fría en refrigeradores significa que pueden estar demasiado frías al momento de servirlas por lo que el consumidor no podrá percibir la rica gama de sabores. Las Lagers son más fáciles de servir puesto que funcionan adecuadamente desde 4,4 grados, mientras que las Ale son más difíciles porque para alcanzar su punto óptimo deberían ser consumidas a una temperatura entre 10 y 12,7 grados.

En general, si uno sabe cuando va a servir cerveza artesanal, las botellas refrigeradas deberían reposar al menos una hora para alcanzar su temperatura ideal, sin embargo, la mayoría de nosotros, cuando estamos en casa, toma la cerveza directamente sacada desde el refrigerador. Estas mediciones han sido corroboradas en competiciones donde se ha comprobado que la temperatura afecta todo lo relacionado con el sabor de este líquido, incluyendo el aroma y la claridad.

¿Qué hay del almacenamiento? La mayoría de la cerveza es guardada a menor temperatura de la recomendada para servir, luego de ser almacenada en estantes para su envejecimiento, sin embargo, los refrigeradores para guardar comida generalmente se encuentran a temperaturas que bordean los 3º Celsius, lo que es muy bajo comparado con los 5º recomendados para una Lager o una White Ale, mientras que las Ambers, Golden Ales, Porter, Pilsner y Stouts deberían ser mantenidas a unos 7,7º.

Pero ¡no se compliquen! En general (bien general) puedes guardar tu cerveza a temperaturas que fluctúan entre los 3º y 7º. A mayor calor la levadura se mantendrá activa y podría cambiar el sabor y calidad de la bebida. Por esta razón tampoco debes exponer las botellas a la luz del sol (he ahí el color de sus envases).

Lo último a tener en cuenta es que cuando la cerveza es servida en un vaso, ésta aumenta su temperatura entre 2º y 4º. No, por favor no tomes de la botella, ¡la cerveza se hizo para ser disfrutada en un vaso!

¿Sabías que?

En Beerly.cl puedes encontrar las mejores cervezas, 100% artesanales y 100% chilenas. Tenemos la mayor variedad para que puedas disfrutar de la mejor calidad, ¡y en la comodidad de tu casa!